Como controlar el enojo rápidamente

COMO CONTROLAR EL ENOJO RÁPIDAMENTE

¿Qué es el enojo o ira?

El enojo, rabia o la ira, son partes de las palabras coloquiales que solemos conocer en muchos países de habla hispana, y que representa una sensación de malestar que sientes que vas a estallar, tu corazón se te acelera, quieres llorar, entre otras cosas.

El enojo, es una sensación negativa y corrosiva que puede hacer mucho daño en nuestra salud mental, e inclusive física. Por tal motivo debemos ir aclarando que cuando sentimos mucho enojo, esta no se va a disipar con facilidad.

Es importante aprender a manejar esa sensación de emociones de hostilidad, de agresividad, antes que podamos hacernos daños nosotros mismos o a cualquier persona que esté en nuestro alrededor, esto puede ser muy perjudicial dependiendo de nuestra forma de actuar.

rabia-o-enojo-como-controlarla

Estrategias para controlar el enojo o ira

Practicar la relajación:

  • La relajación es una de las herramientas más efectiva practicada por personas que han llevado una vida de mucha agresividad. Por lo general se necesita realizar ejercicios de respiración profunda, cómo también empezar a visualizar imágenes que logre llevar a tu mente a la calma y a la relajación total, esto ha funcionado siempre de maravilla.

 

Un ejemplo para llevar a cabo la práctica de relajación tenemos:

 

  • Proceda a respirar profundamente, empieza inhalando lentamente u luego exhalando poco a poco el oxígeno, trate que lo sientas desde la parte del diafragma. Luego repita al menos 5 veces esta práctica de reparación.

 

  • Ahora prepara tu mente y cuerpo, y cierra tus ojos, para empezar a visualizar y tratar de sentir algo que te guste mucho, sentirte en ese sitio, y empezar a disfrutar de esa sensación tan relajante y motivante.

 

  • Otra de las recomendaciones que han sido muy efectiva para buscar la relajación, es la practica o ejercicios como el yoga, taichí, entre otros. Estas modalidades de ejercicios, te llevan a relajar tu mente y cuerpo de una manera sorprendente, y a la vez estarás trabajando todos tus músculos y articulaciones, muy beneficiosos para nuestra salud.

 

  • Trate de practicar estos ejercicios mentales y físicos, al menos 3 veces por semana, hasta que se haga un hábito y verás cómo tu vida la tomarás con mucha más tranquilidad a pesar de cualquier circunstancia.

Practicar la reestructuración cognitiva:

  • El objetivo principal de esta práctica es cambiar significativamente la forma de pensar. Por ejemplo, cuando la gente está muy enojada, su tendencia es a insultar, maldecir, o utilizar cualquier palabra con una tonalidad negativa muy elevada.

 

  • Por lo general cuando estás enojado la tendencia es a tener unos pensamientos muy exagerados y hasta dramáticos, así que, es hora de tratar de cambiar estos pensamientos, por unos con más racionalidad, y entiendo que no es fácil, pero si se puede lograr si se lo propone.

 

  • Elimina de tus verbos o forma de hablar las palabras como: siempre, nunca, cuando hables de ti mismo o de un tercero. Ya que esto puede llevar a la persona que está teniendo algún tipo de circunstancia negativa contigo, a caer en la misma disyuntiva, es decir, es posible, que las personas se coloquen al mismo nivel de enojo o ira contigo y no logren resolver los problemas, más bien empeorarlos.

Practicar la resolución de los problemas:

  • Es casi imposible poder alejarse en muchas ocasiones de nuestras vidas del enojo, de la frustración, ya que estos forman parte de las circunstancias que tenemos que vivir, sencillamente son problemas reales que vamos a tener que lidiar.

 

  • No siempre estar enojado es estar fuera de lugar, por lo general es hasta muy sano reaccionar de esa manera, ya que forma parte natural de las personas, para poder drenar, y tal cuál como de los animales, aunque ellos sean muy poco racionales en comparación a nosotros.

 

  • A veces para poder lidiar con la frustración o el enojo, no basta con centrarse en buscar la solución absoluta, porque a veces dependiendo del grado de los problemas son difíciles se arreglar, sin embargo, si no tenemos la solución, entonces aprendamos a manejar las situaciones.

 

  • Puedes empezar por organizar un plan y ver cómo se va ir solucionando poco a poco las cosas, siempre y cuando seas honesto contigo mismo y de verdad quieras poner de tu parte para arreglar las cosas.

Practicar una mejor comunicación:

  • Por lo general cuando una persona está muy enojada, tiende a gritar, insultar y a reaccionar con mucha irritabilidad, aun cuando en muchas ocasiones no tenga la razón.

 

  • Lo primero que debes hacer cuando estás en un momento de mucha presión por alguna discusión, es tratar de dejar pasar unos minutos para que logres pensar sobre las respuestas que puedes dar y esta sean con mayor conciencia.

 

  • Detente por unos segundos y no digas lo primero que se te viene a la mente, trata de calmarte, respira y empieza a pensar con más tranquilidad y cuidado de lo que quieres transmitir. Es importante escuchar lo que la otra persona quiere transmitir y luego tomarnos unos segundos para responder.

 

  • Toda persona tiene la naturalidad de estar a la defensiva, cuando son criticados u ofendidos, por lo que es recomendable mantener siempre la calma para evitar que este llegue a términos de ofensas o pase a un nivel de desafíos físicos.

Practicar el humor:

  • Aunque parezca no estar relacionado una cosa con la otra, el humor es como una salida para calmar la sensación del enojo. Por lo general el humor desactiva la rabia y mantiene más equilibrada a las personas.

 

  • Se ha demostrado en muchas ocasiones, que cuando una persona practica el humor, su vida es mucho más relajada, a pesar de cualquier circunstancia, y esto se debe a que perciben la vida con mayor optimismo, no les dan tanta importancia a los problemas, más bien le ven el lado cómico y así logran drenar su rabia casi que de inmediato.

 

  • Así que cuando tengas un problema que te saque de tus casillas, acuérdate de poner en práctica el humor, sácale el lado cómico a las cosas, como por ejemplo un chiste. Aprender a reír, esto también te ayudará a bajar la impotencia cuando no has podido resolver algún problema, y así evitaras que aumente a niveles muy elevado tus enojos, hasta el punto que no podrás controlarlo.

¿Cómo podemos controlar el enojo?

La rabia o enojo es uno de los principales causantes de romper relación con tu pareja, amigos, familiares etc, por tal motivo estos estados de rabia solo nos llevan a momentos inestables en nuestras vidas, ya que perdemos el control en todo momento.

Podemos afirmar y tomar conciencia que la rabia o el enojo, forma parte de la naturaleza del ser humano, pero cuando perdemos el control y se desborda estas pasiones de ira, somos capaces de destruir todo lo que se encuentre a nuestro paso, ocasionando problemas a las personas e inclusive a los seres más queridos como son nuestros familiares y pareja.

Cuando sentimos mucha rabia, estamos ante un estado emocional muy fuerte y que este puede ser suave, mediano o intenso, dependiendo de las circunstancias, pero también se puede reflejar cambios en nuestra personalidad, tanto al nivel mental como físico, por lo que debemos buscar la manera de controlarla si queremos tener una vida tranquila y duradera.

Tips para controlar el enojo

  • Una de las principales razones por la que nos llenamos de ira, sucede cuando no razonamos o entendemos el problema a profundidad y simplemente reaccionamos de manera extrema sin ningún tipo de conciencia.

 

  • Debemos entender de donde proviene nuestra rabia, porque la reacción que vamos a tener por lo general es de instinto, es decir de reaccionar en forma defensiva u ofensiva, si nos vemos envuelto en un problema, utilicemos la técnica de respiración y si logramos controlar la respiración esta controlará nuestra mente y la relajará.

 

  • Otras de las formas para poder controlar nuestra ira, es pensar en lo que más te gusta, pero detállalo, trata de sentirte en el sitio si es que es algo donde quieras estar o si desea obtener algo trata de enfocar tu mente en ese momento justo cuando lo estás recibiéndolo, concentra toda tu mente en eso y olvídate de lo demás.

 

  • Otra de las técnicas actuales y que muchos psicólogos están utilizando es de, preguntarse a uno mismo ¿por qué sientes rabia?, de forma automática tu cerebro va a responder por diferentes motivos, luego ¿porque te lo hicieron? y por últimos ¿tengo la certeza que esto está sucediendo es cierto?, una vez que nos hayamos preguntado estas interrogantes, debemos pensar, que la persona que incurrió a que te llenaras de rabia lo hizo para defender sus creencias y su situación. Por lo general creemos que ellos lo hacen a propósito, cuando en realidad y en la mayoría de los casos lo hacen por defenderse ellos mismo y una vez que lo consigan, proporcionalmente tú sentirás inconscientemente que fue a propósito hacerte daño.

 

  • Si logramos entender el problema a profundidad y saber que la mayoría de las personas van a defender tal como nosotros sus problemas, entenderemos que no hay propósito consiente, solo que todo tenemos un instinto de supervivencia y defender nuestros temores e ideas.

 

  • Es importante una vez hemos llegado a un estado de ira, practicar algunas técnicas para lograr bajar los impulsos nerviosos que nos afectan, debemos tener conciencia antes de responder a otra persona con rabia y todo eso que queremos decirle, tratar de  escribirlo, dejar que pase unos minutos, leerlo y ver si es razonable o vale la pena decirle o inclusive enviarle ese tipo de mensaje, que va cargado de mucha ira e inconciencia, lo más probable es que seamos más razonable y quizás hasta allí llegue la rabia.

Enojo consejos y recomendaciones para controlarlo

Lo importante ante de responder cuando nos sentimos con mucha rabia o ira, es prepararse para situaciones similares, es decir, situaciones que lograrán descontrolarte y no poder pensar con racionalidad, practicando las técnicas de relajación por medio de la respiración u otras que te ayuden a calmar la ansiedad que te produce la rabia, pensar en las consecuencias si tu enojo va más allá de lo deseado, porque después el arrepentimiento puede ser más fuerte de lo que creastes.

Comparte este artículo a través de tus amigos y familiares en las diferentes redes sociales y coméntalo.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *